Es la tarde y aquí te espero

Es la tarde y aquí

te espero,

tu cuerpo en las nubes se aleja,

y,

cómo acierta con su ponzoña errante

el desespero que gotea día y noche!

Esta tortura inquisidora

es cruel y sombría como el frío que

aterra a los hombres,

pues se parece a un pincel que

se ha robado tu rostro

para esparcirlo en los rostros

de seres ajenos;

Es la tarde y aquí

te espero;

el día se acaba

y el sol lame

con su lengua candente y áspera

los últimos techos de la ciudad

sin ti…

 

Poema tomado de mi primer libro: Cuentos del Insomnio y Otras Narraciones (1995)
Christian Lugo de la Hoz

Licenciado en Lenguas modernas, universidad del Atlántico. Actualmente, adelanta estudios de especialización en Sagrada Escritura en la universidad Católica Lumen Gentium de Cali.